Bota Zamberlan 996 Vioz GTX Marron Oscuro (Mujer)

Zamberlan

BTZA996VGM36M

La Vioz GTX se comporta de forma eficaz en cualquier terreno. Ligera y técnica para la montaña; cómoda y ágil en el rececho; o elegante y discreta para un uso casual. Su polivalencia la permite ser utilizada con eficacia en cualquier circunstancia o terreno. Esto la ha servido para convertirse en una de las botas más vendida por Zamberlan en todo el mundo.
Pero si alguna cualidad destaca en esta bota sobre las demás, es su estética de proporciones perfectas. Esto se debe a un diseño en el que prima la ergonomía, la calidad de los materiales y un cuidado exquisito en los acabados.
Aunque la ergonomía se intuye en su diseño, formado por un conjunto de formas que se adaptan a la anatomía del pie sin ningún elemento superfluo que incremente lo más mínimo su volumen; es al introducir el pie en su interior, cuando se aprecia realmente. Talón, empeine, puntera y caña envuelven el pie sin dejar espacio a holguras, pero sin limitar su movilidad o causar presión alguna.
Para conseguir un ajuste tan perfecto, las botas Zamberlan se someten a presiones mecánicas en combinación con cambios bruscos de temperaturas. De esta forma se consigue ir moldeando el cuero a la forma del pie. El resultado es un acabado preformado que permite sujetar el pie, al mismo tiempo que proporcionan una excelente movilidad.
La calidad del cuero y la perfección de sus acabados, son fruto un proceso que comienza con la elección de la piel entre sus diferentes proveedores Italianos. Para ello se realiza un exhaustivo control de calidad que permite identificar las mejores pieles. A continuación, estas se someten a un tratamiento especial que mejora la repelencia al agua, la resistencia y la durabilidad. Este tratamiento exclusivo de Zamberlan se denomina Hydrobloc ®. El cuero resultante supera un sofisticado proceso, que permite seleccionar únicamente aquellos fragmentos de cuero que por su calidad, espesor y textura son indicados para la construcción de esta bota.
Del cuero seleccionado se obtienen las diferentes piezas que forman la bota. Para ello se utiliza una sofisticada tecnología que permite recortar y troquelar cada pieza con una precisión milimétrica. Por último estas piezas son montadas y cosidas a mano en sus fábricas europeas.
Esta combinación de tecnología y artesanía es lo que diferencia a Zamberlan de cualquier otro fabricante del mercado.



Artículos relacionados